La primavera ha llegado, y con ella, la temporada de béisbol.

Un caso común en un estadio de béisbol es ser golpeado por una pelota perdida. Pero, ¿cuáles son los derechos legales de los fanáticos?

Si le das la vuelta al ticket al evento deportivo verás un párrafo legal en letras muy pequeña. Éste es el intento de rechazo de responsabilidad legal del propietario del estadio por cualquier lesión que puedan sufrir los fanáticos dentro del estadio. Por lo general, la renuncia a la responsabilidad dirá algo como: Pelotas viajando a altas velocidades e incluso jugadores ocasionalmente abandonan el campo de juego. En este sentido, el fanático asume el riesgo de lesiones por pelotas o jugadores que abandonan el terreno de juego.

Digamos que usted es golpeado por una bola perdida en un juego de béisbol. ¿El aviso de rechazo de responsabilidad legal es realmente válido? Si bien la ley de cada estado es diferente, estas renuncias son válidas, con excepciones. Sin embargo, el propietario del estadio tiene la obligación de actuar responsablemente para minimizar el riesgo de lesiones de los espectadores. Es por eso que todos los estadios de béisbol tienen una maya detrás de la base de llegada para proteger a los fans de las bolas perdidas. La red está detrás de la base de llegada porque las bolas perdidas hacia atrás van tan rápido y los espectadores están tan cerca que no podría salir del camino.

Por otro lado, aunque las pelotas de jonrones también abandonan el campo de juego, no hay redes en esa área porque las pelotas no viajan tan rápido y los espectadores tienen de entre cuatro o cinco segundos para rastrear la pelota que viaja hacia ellos.

Si usted es golpeado por una bola perdida mientras esté sentado entre la base de llegada y la primera base, usted podría argumentar que la red no era lo suficientemente grande, dependiendo de dónde estuviera sentado exactamente. La industria de los estadios tiene estándares sobre qué tan lejos de las bases debería extenderse la red. Así pues, si el estadio en el que se lesionó no cumplió con esos estándares, es posible que usted tenga un caso legal contra el propietario del estadio.

Otro ejemplo en el cual la renuncia de responsabilidad podría disolverse es si usted estaba sentado detrás de la base de llegada y una bola perdida atravesó un agujero en la red. En esta situación, se podría argumentar que el propietario del estadio fue negligente en el mantenimiento de la red.